¡CUENTOS, DISFRACES, ACCIÓN!

Bewertung von Aufsatz Online-Schreibservice für Kandidaten
27 septiembre, 2016
Que, Por Que, Cuando
14 octubre, 2016
14361392_1659065167737213_4948463171606520809_o

Era la primera vez que yo visitaba instituciones educativas, había pasado ya por la escritura, diseño y promoción de mis cuentos ahora había llegado el momento de estar frente a frente a los jueces que me darían la calificación final y decidirían mi futuro como escritora. Me gusta escribir, me encanta hacer teatro, pero una de las cosas que más  alegría me da y sobre todo disfruto, es cuando estoy en contacto directo con los niños.

Siempre que viajaba a Quito, lo hacía en plan de paseo o vacaciones. Por primera vez me iba a enfrentar a la capital del Ecuador “por trabajo”. Tenía planificado visitar colegios para presentar mis cuentos. Estaba llena de  expectativas, todo esto era nuevo para mí.  Las profesoras y las directoras fueron muy amables. En algunos colegios me sentí querida desde el instante que llegué.

Carteles con fotos mías, y de mis cuentos y globitos decoraban los pasillos de la escuela dándome la bienvenida, eso me hizo sentir conmovida y consentida,  pues antes de presentarme  ya conocían todo de mi.

Pero la  sorpresa fue mayor  al empezar al leer el cuento, note de inmediato la conexión entre mi lectura y los niños, concentrados escuchaban con interés, se deleitaban durante el desarrollo de la historia.

Yo estaba ganando ¡MI PRIMER ROUND! ¡Aleluya!

Expuse mis cuentos por medio de mini teatros o con la técnica de kamishibai (teatro de papel).  Me disfrazaba y usaba sombreritos que llamaron la atención de ellos, interactuaba con ellos cada cierto tiempo según la dinámica del cuento. Que increíble lo inteligentes que son Y  el interés que prestaron por la lectura, interactuaban conmigo sin perder un detalle siguiendo la historia a la perfección. La educación de los chicos de Quito  es excelente.

¡Segundo Raund a mi favor!

 

Al finalizar la actividad recibía su cariño a través de un: “gracias Heidi Jones” En algunos colegios no solo tuve un súper recibimiento sino que también me dieron obsequios a la salida.

¡Y a mí que fascinan los regalos!

En otros colegios la directora se acercaba y teníamos una charla muy bonita en la cual me sentí  alentada a seguir con el trabajo que estoy haciendo con los niños.

 

Estaba como  en casa.  Cuando tú vas a la casa de un familiar usualmente luego de saludarte, y de pasar un buen rato, te brindan algo de picar, así fue como me recibieron. Sentí la calidez de un hogar en cada visita que fui.

Y así terminó mi desafío, con un rotundo Knock out a mi favor!!

¡Gracias niños de Quito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

$0.000 items